Corte de peso en MMA | Cómo lo hacen – RIESGOS

cómo hacen corte de peso

¿Por qué los luchadores pierden hasta 10 kilos antes de pelear? ¿Cuál es el riesgo real?

El debate sobre el corte de peso es una discusión que sigue en pie, y continúa dividiendo la opinión entre los luchadores, entrenadores, aficionados y medios de comunicación. A pesar de esto, mucha gente aún no sabe lo que es el “corte de peso”, cómo se lleva a cabo, cuáles son los peligros y, en última instancia, cuál es su propósito.

En su forma más simple, el corte de peso es un proceso llevado a cabo por los luchadores que consiste en deshidratar el cuerpo tanto como sea posible para un próximo combate.

El objetivo del corte de peso es que los luchadores puedan competir en la categoría de peso más baja posible.

Durante las aproximadamente treinta y seis horas que transcurren entre el pesaje y el primer toque de campana, los luchadores se rehidratan completamente a un peso que a menudo les da una ventaja de tamaño, peso y fuerza sobre su oponente.

La técnica del reducción de peso

La técnica de reducción de peso más común es comenzar a morir de hambre, literalmente, en los días previos a la pelea, y después usar una combinación de trajes de sudor, toallas y saunas para deshidratar el cuerpo y eliminar la mayor cantidad de peso de agua posible.

Los cortes de peso pueden variar en severidad, con algunos luchadores optando por bajar sólo unos kilos y luchar en una división cercana a su peso natural. Otros pueden ser más ‘brutos’, perdiendo hasta 30 libras en un intento de tener una ventaja de tamaño sobre sus oponentes.

El corte de peso en boxeo

El boxeo es un deporte en el que el recorte de peso es increíblemente común, y el director médico del GB Boxing, Dr. Mike Loosemore MBE, advierte que los luchadores están jugando un juego peligroso cuando se trata de recortar grandes cantidades de peso en un período tan corto de tiempo.

“Una deshidratación del dos por ciento de su peso se considera segura. Porcentajes mayores que eso, no los recomendaríamos porque es simplemente peligroso. Es una ruleta rusa”. Dr Loosemore

“En primer lugar, existe el peligro de perder peso”, dijo el Dr. Loosemore. “El sudor no es agua pura – las sales que están en tu sangre son necesarias para que tu corazón funcione bien y sin problemas.
“Los electrolitos (que se pierden) son muy importantes para los nervios que hacen que tu corazón lata regularmente. Si empiezan a fallar, te pones en riesgo de sufrir arritmia cardíaca, ataques cardíacos y muerte.”

Una luchadora que sufrió el destino final del peligroso proceso fue la luchadora de Muay Thai de 18 años, Jessica Lindsay. La australiana perdió trágicamente la vida después de ser llevada al hospital y puesta en coma inducido momentos antes de pesarse para una pelea en noviembre de 2017. La causa principal de su muerte fue la “deshidratación extrema”, ya que su ritmo cardíaco alcanzó los 180 lpm mientras intentaba cumplir con el límite de 64 kg de su próximo combate.

Junto con los luchadores de Muay Thai, los artistas marciales mixtos son famosos por perder hasta el 15% de su peso corporal durante los cortes de peso , pero el Dr. Loosemore insiste en que el Equipo GB tiene pautas mucho más estrictas para los boxeadores.

“Una deshidratación del dos por ciento de su peso se considera segura. Porcentajes mayores que eso, no los recomendaríamos porque es simplemente peligroso. Es una ruleta rusa”.

El weight-cut en la UFC

A pesar de los peligros del recorte de peso, la opción de llevar a cabo el proceso es más común que nunca, especialmente en la más prestigiosa organización de Artes Marciales Mixtas, el Ultimate Fighting Championship (UFC). Algunas de las más grandes estrellas del UFC han tenido temores de salud pública durante los últimos tiempos.

Entre los luchadores que han tenido problemas recientemente se encuentran Darren Till, de Liverpool, que es conocido por haber reducido una enorme cantidad de peso para alcanzar el límite de 170 libras de peso welter, y el campeón de peso ligero de la UFC, Khabib Nurmagomedov.

Pero no es sólo durante estos cortes de peso que los luchadores ponen sus cuerpos en riesgo; el Dr. Loosemore explica que el proceso de rehidratación puede ser igual de peligroso.

“A menudo, cuando se rehidrata el fluido no se distribuye normalmente dentro del cuerpo, y puede ir a lugares equivocados”, dijo.

“Cuando estás seco, tu cuerpo segrega una hormona antidiurética, por lo que retienes los fluidos que tomas cuando te rehidratas porque no los orinas. Tienes un rebote en el que terminas más pesado que antes. La gente puede pensar que eso es genial. Pero es sólo líquido, no es músculo. Lo que en realidad sucede es que el luchador se siente muy mal porque está sobrehidratado.”

“Así que aunque pueda sonar atractivo perder 20 libras antes de una pelea y luego volver a ponérselas, no tiene ningún sentido desde el punto de vista de la seguridad o el rendimiento.”

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.
Lo entiendo
Privacy Policy