La GUÍA para hacer SPARRING BIEN | Boxeo & MMA

consejos sparring boxeo

Aquí van unos buenos consejos para cuando hagas sparring con tus compañeros de boxeo o MMA

Si estás leyendo esto es que últimamente no te ha ido muy bien en los sparrings de MMA o boxeo. Tal vez parezcas un Terminator haciendo manoplas, tal vez seas un tiburón en el entrenamiento, pero cuando llega la hora de ponerlo en práctica, no funciona; siempre hay alguien que, aunque tenga menos técnica, termina dominándote en un sparring.

Pues bien, si tu objetivo aquí es vencer a ese compañero que es una piedra, permíteme decirte que empezamos mal. El sparring es un ejercicio práctico en la que dos compañeros pelean para ayudarse unos a otros; es decir, no puedes ganar a tu amigo por que no hay ganador. En el sparring solo hay dos objetivos: mejorar, y que tu compañero mejore. Verás que en ningún momento he dicho ganar.

Dicho esto, que parece del mundo yupi, mejorar en el sparring no es tan fácil como estar relajado y no hacerse daño. No, la clave está en la intención. Cada una de tus acciones debe tener una intención concreta. Lo entenderás cuando leas los tres consejos.

CONSEJO #1: Combinaciones. Para principiantes, y no tan principiantes

Tu cuerpo ya está caliente, tienes los guantes puestos y te falta el bucal. Cuando lo muerdes y ves a tus compañeros tu corazón empieza a latir muy fuerte; estás demasiado nervioso. No te preocupes si te pasa eso cuando eres un principiante guanteando. Incluso si eres más experimentado, podría pasarte lo mismo después de estar tiempo sin entrenar, después de haber sufrido una experiencia que te haya dañado la confianza… Puede pasar, pero no puedes dejar que te domine.

Cuando chocas los guantes con tu compañero coges una distancia prudencial, mayor a la habitual. Estas nervioso, así que cada vez que el entre a jugar saldrás. Tú no querrás jugar, y cuando te veas forzado a golpear, lanzaras un solo puñetazo, un jab o un directo probablemente, y lo harás con una fuerza descontrolada. En pocos segundos el sparring se convertirá en una serie de agresivas embestidas aisladas que no sirven para aprender nada y ponen en riesgo la salud de los compañeros.

¿Y cómo evitamos esto? Pues fácil, haciendo lo contrario. Lo primero debes identificar que estás nervioso, cuando lo notes, no te permitas jugar a lanzar golpes aislados. Lanza combinaciones de más de tres golpes, no pienses en esquivar sus contra ataques: ES IMPOSIBLE, y esa es la gracia. Cuando combines con tres o más golpes pueden entrar los dos primeros, pero lo más seguro es que tu compañero termine reaccionando y tu te lleves un golpe. ¡VAYA! ¿Te has llevado un golpe? ¿Ha dolido? No mucho, ya lo sé bien. Así que vuelve a combinar y a arriesgarte a otro golpe. Veras que cuando lances una tercera combinación coordinarás tu ataque con su contra ataque. Puede que lo hagas perfecto, o puede que te lleves otro golpe, pero oye, ya estás jugando. Los nervios han quedado olvidados con los golpes.

RECUERDA: Si estás tenso y nervioso, haz lo contrario a alargar las distancias y lanzar golpes aislados; entrar al contacto y recibir un par de golpes es el mejor remedio para los nervios.

cómo hacer sparring boxeo

CONSEJO #2: ¿Qué es un sparring? es un como examen

¿Sabes por qué un entrenamiento de boxeo debe tener una fase técnica y no debe limitarse a hacer sparring? Porque si solo hicieras sparring nunca llegarías a mejorar ciertos aspectos.

Vale, gracias señor obvio.

Pero por muy evidente que sea mucha gente no llega a comprender lo que esto implica. Para algunos hacer sparring es hacer un combate sin ir al 100%, y en cierto modo, lo es; pero también es mucho más que eso. El sparring es el momento para poner en práctica la parte técnica que has trabajado durante el entrenamiento. Y sí, por eso tu entrenador deja el sparring para el final de la clase, no porque quiere ver cómo peleas cansado.

Si durante la parte técnica trabajas algo simple, cómo una combinación del tipo unoi-dos, hook al higado y salir esquivando, cuando llegues a hacer sparring, tienes que intentarlo. ¡SORPRESA! Tu entrenador no te pone combinaciones para que parezcas el puto amo en las manoplas. Inténtalo en sparring. Si funciona, podrás hacerlo tuyo, usarlo como algo efectivo. Si no funciona, vuelves a intentarlo, sin miedo a que te salga mal. No todo le sirve a todo el mundo, y es posible que tengas que desechar algunas lecciones de tu entrenador, pero nunca sin antes ponerlos a prueba.

Y esto sirve para mucho más que combinaciones. Si entrenas unos desplazamientos, haz lo que puedas para meterlos en el sparring; lo mismo si trabajas un contra ataque. Si en la parte técnica has trabajado fintar ante un jab y contra atacarlo con un directo, durante el sparring estate esperando a ese jab y prueba lo que has aprendido.

RECUERDA: Trabaja tus técnicas y tácticas en el saco, en las manoplas y haciendo sombra, y después ponlos a prueba en sparring.

CONSEJO #3: Cuando tengas una situación desfavorable, búscalo de nuevo

Este es el mejor consejo que puedo dar a alguien que ha dejado de ser un principiante o que está entrenando para competir. Es un nivel más.
Me acuerdo de un día en el que conocí a un nuevo compañero. Al final del entrenamiento, nos pusimos a guantear y vi que era bueno al cuerpo a cuerpo. En un momento intenté pillarlo con un hook al hígado, pero él no solo se cubrió bien, sino que me respondió automáticamente con otro hook desde el mismo lado. Me resulto curiosa la velocidad de su respuesta, y tuve claro que ese era un movimiento automatizado, lo que significa que cuando le volviera a intentar meter ese hook el me daría de lleno con su respuesta. 
A cualquiera le parecería lógico que, tras este descubrimiento, me olvidara de ese hook y cambiara de estrategia. Y tendrían razón, seguramente, si fuera un combate real; pero esto es sparring y el objetivo es aprender y mejorar.
Verás, lo que hice fue volver a tirarle ese hook al hígado de vez en cuando. Cada vez que lo tiraba, lo combinaba con un movimiento de cabeza diferente, hacia atrás, hacia abajo, una finta a la izquierda, o combinaba con un upper. La mayoría de las veces me comí su respuesta, pero hubo acciones que fueron buenas, y de eso se trata. El sparring, como ya lo he dicho al principio, no se trata de ganar, sino de trabajar, de jugar, y de aprender. Así que cuando veas que tu compañero te caza una vez, intenta forzar la misma situación las veces que sea necesaria para que encuentres una solución. Porque recibir un golpe no te da una lección, sino lo que hagas con ese golpe.

RECUERDA: Estate atento a las acciones de tu oponente, cuando te cace, vuelve a intentarlo para sacar una lección.

Te dejo un vídeo de una buena sesión de sparring:

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.
Lo entiendo
Privacy Policy